Las lágrimas de Julianne Moore: una reina triste sin llanto

SingleMan3En A Single Man (2009), Julianne Moore es Charlotte, una mujer con dos divorcios encima que duerme, se maquilla, va de copas y fuma como una diva. Lleva el cabello cardado, como una Catherine Deneuve o una Brigitte Bardot. En suma, procrastina a las mil maravillas. Además, sus gestos, la forma de mirar y moverse tienen algo que recuerda la sensual languidez  de la Amber Waves de Boogie Nights.

Charlotte es la mejor amiga de George Falconer, un profesor de literatura deprimido a causa de la muerte de su pareja, Jim, quien falleció un año atrás en un accidente de coche. George no puede superar la muerte de su compañero sentimental y le cuesta ponerse de pie cada día. Según observamos al inicio de la película, ha intentado ya suicidarse sin éxito. A ratos, A Single Man transmite la atmósfera de los diarios de El zorro de arriba y el zorro de abajo de José María Arguedas: la apatía, la miseria, la pérdida de toda ilusión, que embarga a George recuerda en buena medida a la voz de Arguedas. Para ambos, para George y para JMA, no existe futuro, toda su vida se expresa en pasado (en lo vivido, en el caso de George, junto a Jim) y el presente no es más que una tortura.

En realidad, conforme avanza la película, descubrimos que la amistad de George y Charlotte (a quien él llama Charley) proviene de una época en que fueron novios, en la juventud londinense del profesor de literatura. ¿Qué une a George y Charlotte? No solo el pasado sentimental compartido, sino la complicidad extrema, el saber exactamente lo que el otro sabe.

Charlotte es, en realidad, una reina triste, en un reino vacío donde nadie le rinde pleitesía. La visita de George para cenar –una de las secuencias más logradas del filme- es su oportunidad para brillar, para ser la anfitriona perfecta y confesarle al profesor que él fue su gran amor…. si George no fuera homosexual. Ambos riñen, disputan y divagan sobre sus desafortunadas vidas. Entonces Charlotte dice, hablando sobre sí, aunque también lo dicho se pueda aplicar a George: vivir en el pasado es mi futuro.

Charlotte es como una reina que se aburre en el exilio, sin un pueblo que la ame o un palacio con lacayos. Bailando, ríe, se desahoga, brilla en su vestido de última moda, pese a que, por dentro, sufre por George. Pero él está demasiado enlutado, muerto en vida, para aceptar su amor. Quizás, parafraseando un verso de Joaquín Sabina, se diría de ellos que es pronto para el deseo y muy tarde para el amor. George tiene las cosas algo más claras y no sufre por Charlotte. Quizás porque sabe bien que el amor de su querida amiga es un amor superfluo, como ella misma, de luces y copas, pero sin una vida real, íntima, como la que él tenía con Jim: paseos por la playa, lecturas en el sofá, etc.

urlTras esa cena, George no vuelve a ver a Charlotte. Su contacto con un joven sensible, que le abre su corazón y lo estimula intelectualmente, logra paliar por un tiempo su depresión crónica. Pero su final se acerca y, luego de nadar (quizás una imagen de la última liberación), George muere en paz, justo después de admirar la belleza de su joven pupilo, en un guiño a Muerte en Venecia, con la imagen fugaz del efebo como último recuerdo de la vida. Y ahora George está cerca de Jim, que lo viene a recoger del suelo. Mientras, Charley queda atrás, olvidada, reina que duerme su embriaguez o fuma porque no puede conciliar el sueño. Inclusive, antes de despedirse de este mundo, George quema la carta dirigida a ella, a Charley, que quedará más sola de lo que ya estaba. Una reina sin corona cuyo último cortesano fallece y por el que no sabemos si llorará. En A Single Man no vemos a Julianne Moore, Charlotte, reina triste, verter una sola lágrima. Quizás porque para el personaje, tan banal y egocéntrico, es de mal gusto llorar frente a la gente. O será, tal vez, como me dijo alguien, que Charley llora cuando ríe. Nunca lo sabremos.

Anuncios

Acerca de orodeindias

Disce, puer, uirtutem ex me uerumque laborem, fortuna ex aliis
Esta entrada fue publicada en Las lágrimas de Julianne Moore, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s