Segundones en el “Quijote”

segundonesExiste un grupo de estudiosos cervantistas autodenominados Los Sanchistas. Su primer encuentro se organizó en 2009 y el segundo en 2011. Sendos volúmenes que recogen las actas de aquellos congresos han ido apareciendo tiempo después de su realización. La colección de ensayos correspondiente al primero se llama Los espacios de la sociabilidad en la narrativa cervantina, editado por Jorge Chen Sham, en Costa Rica, durante 2011. El segundo encuentro, llevado a cabo el 2012, ha visto sus actas publicadas este año: Segundones en el Quijote: de personajes, invenciones y otras minucias, cuya coordinación corrió a cargo de María Stoopen, de la Universidad Autónoma de México. Tuve el placer de conocer a la Prof. Stoopen en un reciente congreso dedicado a las Novelas ejemplares y me obsequió un ejemplar del volumen, el cual reúne ensayos de valía e interés en torno al retablo de personajes y temas que rodean al hidalgo manchego durante sus aventuras.

Todos los trabajos pasan revista y analizan las principales características y función del ingente catálogo de figuras secundarias de Don Quijote de la Mancha. El libro se abre con un estudio del personaje del barbero y el juego de máscaras en el que se ve envuelto por remediar la locura de don Quijote (“Imposturas del barbero maese Nicolás: disfraces y máscaras” de Jorge Chen Sham). Luego, María José Rodilla analiza la deformidad y extravagancia barrocas presentes en ciertos personajes femeninos emblemáticos (Dulcinea, Altisidora, Maritornes, Teresa Panza y Doña Rodríguez). Similar catálogo, aunque desde el ámbito de sus perfiles intelectuales,  lleva a cabo María Augusta da Costa Vieira con los estudiantes y letrados con los que se encuentra don Quijote.

A continuación, Maria Fernanda de Abreu se ocupa de examinar a los personajes desterrados que aparecen en el Quijote, desde Ricote a Ana Félix, padre e hija moriscos, pasando por Sancho Panza. Empleando creativamente los trabajos sobre el exilio de Claudio Guillén y Vicente Lloréns, Abreu resalta el tono elegíaco que otorga Cervantes a estos personajes y cómo el alcalaíno logra plasmar el drama morisco guardando el decoro que la ortodoxia católica le exigía.

En la senda del catálogo de figuras secundarias, Nathalie Peryrebonne presenta un análisis onomástico de personajes nombrados con el vocabulario proveniente de los alimentos. La conclusión tras su examen no deja de ser estimulante: “Enunciada por sus propios protagonistas, la realidad en el Quijote llega a tomar la apariencia de un retrato de Arcimboldo: una cara puede transformarse en una composición confusa hecha de plantas, pescado, y por encima, vino” (“Nombrar y cocinar en el Quijote: segundones bautizados en la cocina”, Segundos en el Quijote, p. 75).

El ensayo de María Stoopen (“Máquinas, instrumentos y objetos inanimados…”) brinda otro análisis rico en connotaciones y estrategias literarias diversas a partir de los seres inanimados, así como los animales, que cobran vida o se humanizan en las dos partes de Don Quijote de la Mancha. Complemento de este trabajo sería el de Nieves Rodríguez Valle (“Los soportes segundones, fuentes para la historia de don Quijote”), quien analiza los soportes materiales de la escritura, que abundan en la novela cervantina: pergaminos, libros, bronces, mármoles, árboles, etc.

Finalmente, José Ángel Ascunce Arrieta, en “El enigma del vizcaíno don Sancho de Azpeitia: la transgresión de una escritura”, no solo analiza la representación del vasco en Cervantes, sino que desvela la función de este episodio cómico como una argucia narrativa para acompañar y pasar, “de contrabando” diríase, otro episodio cuyo carácter transgresivo aflora en el análisis: el del cartapacio de Cide Hamete, con personajes marginales, heterodoxos o de plano inadmisibles en el discurso oficial.

Espero que esta sucinta reseña de Segundones en el Quijote: de personajes, invenciones y otras minucias capte el interés del lector curioso y también del especialista en torno a Cervantes, Don Quijote y la literatura del Siglo de Oro en general. Enhorabuena a los Sanchistas por un volumen tan rico, múltiple y original en su propuesta. Ojalá el grupo siga activo y contribuyendo con actividades y publicaciones por luengos años.

Anuncios

Acerca de orodeindias

Disce, puer, uirtutem ex me uerumque laborem, fortuna ex aliis
Esta entrada fue publicada en Novedades bibliográficas, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Segundones en el “Quijote”

  1. lasancha dijo:

    Muchas gracias, Fernando, por tu reseña de nuestro “Segundones”. No había tenido oportunidad de leerla por todo el trabajo que se acumula en el fin de semestre académico. Enviaré a los miembros del grupo la liga para que también la lean y la comenten. Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s