Los “Diarios” de Jules Renard, 1

Martin A. La Regina

Los “Diarios” de Jules Renard lo convierten en lo que contemporáneamente llamamos un “escritor para escritores”. Publico a continuación una antología de sus reflexiones sobre el oficio literario. Empleo la traducción más reciente y recomendable, a cargo de Josep Massot e Ignacio Vidal-Folch (2008).

1887

[sin fecha] El talento es cuestión de cantidad. El talento no se demuestra escribiendo una página, sino escribiendo trescientas. No hay novela que una inteligencia mediana no pueda concebir, ni frase tan hermosa que no la pueda construir un principiante. Pero hay que empuñar una pluma, preparar el papel, ir llenándolo pacientemente. Los fuertes no dudan. Se sientan a la mesa, dispuestos a sudar. Llegarán al final. Acabarán la tinta, gastarán el papel. Esta es la única diferencia entre los hombres de talento y los cobardes que nunca empezarán. En literatura, solo existen los bueyes. Los genios son los más gordos, los que penan dieciocho horas al día de forma infatigable. La gloria es un esfuerzo constante.

1889

25 de septiembre. Leo novela tras novela, me atiborro, me empacho, me indigesto, a fin de asquearme de sus trivialidades, de sus repeticiones, de sus artificios, de sus convencionalismos, y poder hacer algo diferente.

1890

17 de marzo […] ¡Qué estéril es la vida de un hombre de letras que no triunfa! Dios mío, yo soy inteligente, más inteligente que muchos. Es evidente, ya que leo La tentación de San Antonio sin dormirme. Pero esta inteligencia es como agua que fluye inútil, desconocida, allí donde aún no han instalado un molino. Sí, esto es: yo aún no he encontrado mi molino. ¿Lo encontraré algún día?

1894

10 de marzo. Para triunfar de veras, primero tienes que triunfar, y luego que los demás fracasen.

2 de abril. Las personas felices no tienen talento.

30 de mayo. Mi literatura no es sino la continua corrección de lo que me sucede en la vida.
Como alguien que febrilmente busca en un libro qué hacer para reanimar un ahogado que yace en la orilla.

22 de julio. Jules Renard, ese Maupassant de bolsillo.

1896

27 de diciembre. Si has perdido el día, piénsalo, y no lo habrás perdido.

28 de diciembre. El paraíso no está en la tierra. Pero hay fragmentos. En la tierra hay un paraíso roto.

1897

23 de enero. Uno siempre se equivoca sobre sus contemporáneos. Así que no los leamos.

10 de julio. El miedo a la muerte hace amar el trabajo, que es la vida entera.

1900

6 de junio. Lamartine sueña cinco minutos y escribe una hora. El arte es lo contrario.

Mi imaginación es mi memoria.

14 de noviembre. Leo páginas de este Diario: a fin de cuentas es lo mejor y más útil que he hecho en mi vida.

1901

8 de enero […] Sentimos amor por una o dos mujeres, amistad por dos o tres amigos, odio por un solo enemigo, piedad por unos cuantos pobres; y el resto de la humanidad nos es indiferente.

Anuncios

Acerca de orodeindias

Disce, puer, uirtutem ex me uerumque laborem, fortuna ex aliis
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los “Diarios” de Jules Renard, 1

  1. Pingback: Los “Diarios” de Jules Renard, 2 | Oro de Indias

  2. Pingback: “Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación” de Ricardo Piglia | Oro de Indias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s