“Lo que aprendemos de los gatos” de Paloma Díaz-Mas

Maquetación 1No se me ocurren antecedentes directos para este libro, salvo que piense en ciertos textos a la manera de Azorín, entre la prosa y el ensayo. Nos encontramos frente a una original manufactura en la literatura escrita en español, que echa en falta trabajos así. Para quienes frecuenten este blog, no resultará extraño que comente mi lectura de Lo que aprendemos de los gatos de Paloma Díaz-Mas. Mi estrecha relación con estos felinos se puso de manifiesto en aquella reflexión que propuse tiempo atrás en torno a su fortuna en las letras auriseculares. Leída en medio de fiestas de fin de año, el libro de Díaz-Mas conjuga un estilo burilado con ideas interesantes que estimulan tanto la ética como la estética. Reflexionar sobre la conducta de los gatos nos remite a las inmensas preguntas vitales, el sentido de lo que hacemos, el rol de la memoria o esa característica, tan humana, de proyectarnos al futuro y angustiarnos por lo que aún no existe.

El libro está organizado en dos partes. La primera parte es predominantemente narrativa y adopta un tono casi elegíaco en torno al gato Tris-tras, que acaba de fallecer dejando un vacío grande en sus dueños. El afecto hacia el gato, elemento indesligable de la dicha doméstica, produce páginas notables. Un tono un poco distinto impera en la segunda parte de Lo que aprendemos de los gatos, ya que esta propone las vidas de una pareja de gatos, uno llamado Tris y el otro Tras, en torno a los cuales la voz autorial esboza reflexiones que, partiendo de lo cotidiano, se revisten de sereno lirismo y filosofía vital sencilla. Tan especulativa como creativa y enamorada por completo de los gatos, esta voz nos lleva de la mano por gestos felinos que, a los que convivimos con ellos, nos resultan tan familiares como nuevos a la luz de esta mirada reflexiva. Lo que aprendemos de los gatos acaba siendo, por ello, una búsqueda de la esencia gatuna desde la perspectiva humana, ejercicio mediante el cual esta se enriquece y puede trascender su condición tan entregada, casi por completo, a esa “diosa Razón” que los gatos desconocen. Porque, siempre según el punto de vista felino, la racionalidad puede ser la lápida de nuestra existencia si no la canalizamos hacia fines edificantes (como la ciencia o la creación), sino hacia nuestras pequeñas miserias cotidianas, esas que como árboles a los que miramos fijamente, nos impiden ver la hermosura del bosque desde lejos. En una de sus páginas mejores, la voz sintetiza todo este credo, conectando razón, tiempo y vivencia.

¿Qué sentido tienen estas pequeñas vidas? Quizás, como las nuestras, el mero hecho de existir y de sentirse vivos y ágiles, sentirse con una plenitud que quizás nosotros nunca llegaremos a alcanzar, ocupados como estamos en nuestros pensamientos, en proyectarnos hacia un futuro que tal vez nunca tengamos, en imaginar, desear o tener cosas que probablemente jamás sucedan. Distraídos del presente, abocados hacia futuros inciertos, nos resulta demasiado difícil entregarnos a vivir los momentos que vivimos, que nos pasan sin sentirlos, que dejamos escapar como arena entre los dedos, como agua en un cesto, mientras miramos a un horizonte que dudosamente alcanzaremos. La vida es lo que te pasa mientras estás demasiado ocupado haciendo planes. (Lo que aprendemos de los gatos)

Este sería el sentido de la vida que podemos aprender de nuestros mininos y debemos aplicar un poco más a menudo de lo que lo hacemos. Si reflexiones como esta son vertidas en un texto tan bien escrito como Lo que aprendemos de los gatos, contamos con una lectura más que interesante para acompañar a nuestros felinos mientras entrecierran los ojos y se acomodan, remolones, sobre nuestros pechos.

Anuncios

Acerca de orodeindias

Disce, puer, uirtutem ex me uerumque laborem, fortuna ex aliis
Esta entrada fue publicada en Novedades bibliográficas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s