“Armas de fogueo” de Chrystian Zegarra

armas virtualEl colega Chrystian Zegarra es un experto en poesía contemporánea, con especial énfasis en el surrealismo. A él debemos un estudio sobre la influencia del cine en Emilio Adolfo Westphalen (titulado El celuloide mecanografiado: la poesía cinemática de E. A. Westphalen), entre otros trabajos. Sin embargo, su interés en la lírica también se plasma en una obra creativa propia, de la que ya ha dado a luz cuatro libros. La calidad de su poesía viene avalada por el Premio Copé de Oro, recibido en 2007 por su libro Escena primordial y otros poemas. Luego de recibir aquella distinción, de las más notables en Perú, ha publicado Cinema de la crueldad en 2009 y, más recientemente, Armas de fogueo. Hace unas semanas me envió un ejemplar. Sin conocer su obra previa, reconozco en el libro una solidez en el manejo del lenguaje, así como una propuesta poética bien diseñada.

Aunque sin proponérselo como método, el lenguaje de estos poemas es de raigambre surrealista. Al desprenderse de signos de puntuación y mayúsculas, se promueve una interpretación en la que la sintaxis no coopera, como en la poesía más convencional, a transmitir significados. Este lenguaje está puesto al servicio de la representación de un universo distópico que recuerda, en parte, la estética del cyberpunk. Se respira en estos textos una atmósfera de violencia y de tecnología, a través de referencias a las cámaras que, como en un estado de permanente vigilancia, registran todo. A esta atmósfera asfixiante se suman la degradación humana y un empleo constante de imágenes escatológicas, pues, como afirma el cierre de un poema, “cagarse en los pantalones/ es la suprema conquista del miedo” (“Sublimación del abismo”).

Armas de fogueo está dividido en cuatro partes. La primera, “Sobre dominios y detonaciones”, establece las coordenadas de un espacio de autoritarismo. En “La jaula de los enajenados”, se presentan estampas de locura y destrucción. La tercera, “El resplandor de los seres múltiples” incluye poemas que recrean la cacería humana. La cuarta y última parte, titulada “El grado cero de la poesía” (guiño a Roland Barthes), desarrolla reflexiones metapoéticas, en las que se sintetizan las intenciones del libro. Así, se sostiene que “el lenguaje enarbola/ una bandera beligerante” (“Armisticio nulo”), pues en esta poesía no se aspira a la serenidad o la paz. El poema “Patriotismo”, que se abre con epígrafe de César Vallejo, declara que “la literatura/ es una arenga a la insurgencia”. Más interesante se muestra “Test de aptitud vocacional”, poema que recrea el sueño de la razón del disciplinado profesor que, en su claustro, produce monstruos.

El título del libro proviene de esta última sección del libro. En “3 estancias en el matorral”, el yo poético afirma que “Una pistola de fogueo dispara/ contra la nebulosa de la mente”. Armas de fogueo son simulacros de ataque y defensa, de rebeldía, generados por una imaginación poética que se resiste al aletargamiento o la molicie, aquel mal que puede consumir al poeta en un ambiente degradado de autodestrucción como el de unos drogadictos en una plaza remota. Este es el origen del proyecto todo: “¿Y si te inyectas toda la lista de palabras disponibles?/ ¿y si te introduces en la corteza maleable del lenguaje?”. El mismo problema, aunque desde otra perspectiva, se enfrenta en el poema “Terapia”: la desidia que infesta el “sueño de la burguesía”, el de una sociedad donde todo está ordenado y parece no brindar mayores conflictos.

Finalmente, Armas de fogueo, con su inteligente adaptación del surrealismo y aroma de cyberpunk, también recoge el lenguaje de videoclip, basado en la yuxtaposición de imágenes. Un recurso muy caro al surrealismo que recoge la estética visual del pop rock contemporáneo; Armas de fogueo nos lo recuerda con aquellos versos de la canción de New Order (“Temptation”) que clausuran las últimas páginas del libro: “Oh, you’ve got green eyes/ oh, you’ve got blue eyes/ oh, you’ve got grey eyes…”. Espero que estas notas sueltas den una idea de la valía del libro y que estimulen su lectura. Chrystian Zegarra es un poeta de oficio, que como tal conoce bien sus recursos y brinda una propuesta orgánica en Armas de fogueo.

Anuncios

Acerca de orodeindias

Disce, puer, uirtutem ex me uerumque laborem, fortuna ex aliis
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Armas de fogueo” de Chrystian Zegarra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s